unnamed (7)Se suele reducir el cambio de mentalidad a un sólo momento. Alguien ve una injusticia y, click, algo en el cerebro se conecta y tus ideas cambian. No pongo en duda que esto funcione, pero no es mi caso. Veía injusticias diariamente y no tomaba conciencia de ello (o, por lo menos, no en su plenitud). Esto cambió, no con nada que yo haya visto, sino con la base esencial de lo que creo que es la educación: el diálogo.

Entablar diálogo no suele ser fácil, menos con personas de mentalidad reaccionaria. Si entendemos el diálogo como una contraposición de ideas, al mismo tiempo que entendemos que algunas ideas son inconscientes y, de manera problemática con esta última característica, forman las bases de nuestra percepción de la vida ordinaria; se tiene que entender que ese cambio no va a ser inmediato. Al tratar estos temas, al final, se está modificando la visión del individuo de hechos que verá diariamente, además de poner en evidencia comportamientos heredados que pueden atentar contra nuestros ideales conscientes (véase cuantas personas afirman tener respeto hacia cierto colectivo, dando después indicios de que no es así). Al modificar estos parámetros que citaba antes es habitual dar una respuesta defensiva. Yo mismo las he dado. Discutí sobre el tema una vez, seguía pensando igual. Discutí una vez y ya notaba que mis argumentos se caían. Un día, hablando con alguien que, en principio, creía como yo, le corregí dando argumentos que una vez dieron en mi contra.

Quiero mostrar esto por dos cosas: primero, porque entiendo lo duro que debe ser intentar cambiar la mentalidad de alguien o de varios; y sentir que no estás haciendo nada. Estoy seguro de que varias personas se han sentido así hablando conmigo, sin darse cuenta en ese momento que después iban a influir de forma significativa en mi forma de entender el mundo. Habrá quien os lo agradecerá al instante, pero he comprobado que la mayoría va a tardar en asimilarlo. La segunda, que charlas sobre colectivos sociales discriminados deben darse en el instituto y por expertos/as.

Entre mis compañías cercanas he comprobado que se habla de estos temas, pero muy pocos/as con el conocimiento adecuado. Este tipo de temática abarca desde temas sociológicos, como filosóficos, como históricos, como un largo etcétera. Considero bueno alejar estos temas del lugar común, pero hacerlos universales al mismo tiempo. Todo el mundo debería pensar y cuestionarse estos temas, pero no todos estamos capacitados para hablar de ellos.

Creo en una educación que rompa nuestras convenciones culturales, creo en una educación que reinvente nuestra visión del mundo. Entiendo mejor y veo de forma distinta los sucesos políticos actuales tras estudiar historia de España, cuadros de Rothko que antes no me decían nada, a día de hoy, son mis favoritos. No quiero ni imaginarme lo que puede cambiar una asignatura dedicada a estos aspectos de la manera correcta. Considero que por esa vía está el futuro de nuestra educación.

Víctor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s